Cómo elegir un buen cúter para tu trabajo y su funcionalidad



El cúter es una herramienta manual que consiste en una hoja, generalmente retráctil, que se utiliza para cortar diferentes tipos de material flexible. Sin embargo, cabe destacar que se trata de una herramienta cuyo manejo puede provocar accidentes y es necesario elegir con cuidado.

cúter

La variedad de cúter es tan grande como los diferentes tipos de actividades que requieren este tipo de herramienta. El hecho es que muchas personas tienen dudas sobre qué cúter elegir a la hora de adquirirlo.

En general, esta es una herramienta utilizada en manualidades, costura, reformas en general e incluso en la construcción civil.

Por lo tanto, al optar por utilizar un cúter, ten siempre en cuenta que el material elegido debe proporcionarle: Calidad, seguridad y desempeño.

Algunos consejos para elegir un buen cúter

Usar el cúter es muy sencillo. La hoja es larga y permanece retráctil dentro del mango. Una palanca permite al usuario controlar la cantidad de hoja que se expondrá para realizar el corte.

La hoja suele tener pequeños cortes a intervalos iguales que permiten que la punta se rompa y se desecha cuando se desgasta, dando paso a una pieza nueva pero afilada.

Lo ideal es exponer solo dos de estas partes al realizar el corte. Para materiales más gruesos, es posible exponer más de la hoja, pero se debe tener cuidado ya que cuando se expone una gran parte de la hoja, es más fácil que el metal se rompa.

El tipo de corte puede definir tu elección. Para cortes precisos y profundos, la solución pueden ser cortadores más anchos y extra-anchos. 

Para cada función, hay una solución diferente. Además, es importante elegir cúter resistentes y con mecanismos seguros, por tu comodidad y por la calidad de tu trabajo.

Elegir tu cúter y hojas por la seguridad y calidad que pueden garantizar puede ser tu punto de partida para adquirir la herramienta ideal. Debe ser resistente, ya sea en el mango y los mecanismos, o en la hoja.

La herramienta debe estar desarrollada para realizar cortes precisos en diferentes materiales, pero debe, sin embargo, considerar la anatomía del usuario, los movimientos que realice, si es diestro o zurdo, si la hoja quedará expuesta o no, etc.

También debe tener un diseño funcional y ergonómico. La herramienta también debe proporcionar un corte de calidad, que ofrezca a la actividad final más agilidad y precisión, evitando riesgos y retrabajos.

Identificando el tipo de trabajo a realizar

Para cada actividad o manipulación de materiales, existe un cúter ideal. Por ejemplo, si trabajas con el corte de cintas adhesivas, películas plásticas, cuero, correas plásticas, actividades muy habituales en diferentes segmentos, como industrias, logística, supermercados, etc.

Requiere un cúter reforzado de alta resistencia con una punta puntiaguda para una fácil inserción y corte.

Hay situaciones en las que la elección se refiere a las especificaciones del segmento.

Este es el caso, por ejemplo, de la industria alimentaria, que necesita herramientas libres de contaminación por microorganismos y dispositivos que garanticen que no existe riesgo de contaminación en caso de rotura de la cuchilla u otros componentes del cúter.

Cómo usar el cúter de manera segura

Como hemos visto los cúteres es ideal para cortar de forma rápida y precisa, pero debe manipularse con cuidado. ¡Un solo resbalón puede provocar un incidente!

Al cortar un objeto, puede suceder que el cúter toque un punto débil, haciendo que la herramienta se deslice más rápido. Esto puede provocar accidentes o cortar superficies que no deberían cortarse, dañando el diseño.

Por eso, es importante definir un camino a seguir. Para que no te lastime, nunca uses el cúter en tu dirección, úsalo siempre en la dirección opuesta. Asegúrate de que no haya nadie en la dirección en la que está cortando y coloca la otra mano lejos de la trayectoria de la herramienta.

Cuando hay dificultad para hacer un corte, la hoja puede estar gastada. Para cambiarla, es necesario romper la cuchilla en el corte marcado.

Esto debe hacerse con mucho cuidado para que no se produzcan lesiones: sujeta la base del cúter con una mano y un alicate con la otra. Con el alicate, rompe la punta de la hoja y deséchala.

Al deslizar la palanca, podrás exponer una nueva punta. Algunas marcas tienen un accesorio específico para romper la parte desafilada de la hoja.

Usa una presión media para hacer los cortes; esto evita que las puntas se desgasten rápidamente. Presta atención al sonido y la textura de las superficies donde va el cúter para ver si el corte es eficiente.

Elegir el cúter correcto no siempre será fácil. Para actividades muy específicas, se recomienda realizar pruebas de uso. La elección a menudo proviene de la experiencia del usuario: cómo desea usarlo en sus actividades, la herramienta que mejor se adapta al trabajo realizado y para tu actividad.

Ahora que ya sabes un poco sobre cómo elegir un buen cúter y como usarlo, no dejes de visitar nuestra tienda y descubrir todos los modelos y marcas que tenemos a precios muy especiales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *