25 años atrás Internet revolucionó el mundo, ¿Que nos depara el futuro?



25 años atrás Internet revolucionó el cotidiano del planeta. Ahora, un nuevo estudio americano se enfrentó a la capciosa tarea de predecir cómo será la próxima década de la red mundial. El Internet ha cambiado la vida de las personas de todas partes del mundo.

25 años atrás Internet

Ha dado una nueva dinámica a los negocios y viene rediseñando la forma de hacer política.

Ni siquiera Tim Berners-Lee, el físico y científico de la informática británica que concibió la World Wide Web (WWW), en 1980, en el Centro Europeo de Investigaciones Nucleares (CERN), en Ginebra, imaginó, en los sueños más audaces, tamaño impacto.

Pero, sin duda, su decisión original de no cobrar royalties.

Y de defender una red abierta, estandarizada y neutral garantizó que Internet pudiera llegar a ser lo que es hoy.

25 años atrás internet revolucionó el mundo

En enero pasado, el Pew Research Center, con el apoyo de la Universidad Elon, del Estado norteamericano de Carolina del Norte, decidió intentar predecir el futuro de la red.

No se ha consultado nada menos que 2.558 especialistas especializados en tecnología de la información.

Las respuestas abiertas ofrecen un verdadero ejercicio de futurología para los próximos diez años.

Los sensores dispersos por las residencias y el ambiente de trabajo.

Así como dispositivos de medición de las señales corporales en contacto con la piel, afectará el estilo de vida.

Y detectarán riesgos para la salud y las enfermedades, además de ayudar a adecuar la dosis de medicamentos.

La difusión de Internet reforzará las relaciones personales y aumentará el nivel cultural de los individuos.

Por representar una forma de comunicación barata con cualquier persona, independientemente de donde se encuentre geográficamente, debe reducir la falta de conocimiento sobre el mundo.

En la próxima década, la web va a estar tan incorporada a las actividades del día a día, tan omnipresente, que será invisible, como la electricidad.

Normalmente, recordamos nuestra dependencia de energía eléctrica cuando falta y no es posible usar el ascensor, la televisión o encender la luz.

En diez años dejará de existir la concepción de «conectarse». Varios aparatos de la vida cotidiana estarán todo el tiempo en línea.

Según el Pew Research Center, éste es más un consejo que una tendencia: las elecciones hechas hoy enmarcar el futuro.

Las posibilidades son enormes. Hay esperanzas positivas.

Con esa misma tecnología que puso la vida de cabeza hacia abajo, se puede construir un mundo nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *