Las diferentes técnicas de soldadura y algunos soldadores



La soldadura es el proceso de unión de materiales más importante desde el punto de vista industrial siendo ampliamente utilizada en la fabricación y recuperación de piezas, equipos y estructuras. Es la operación que busca la unión de dos o más piezas, asegurando en la junta, la continuidad de las propiedades físicas y químicas del material.

Hay un gran número de procesos de soldadura diferentes, siendo necesaria la selección del proceso adecuado para una aplicación dada.

La soldadura no ocurre tan fácilmente porque la aproximación de las superficies a distancias suficientes para la creación de enlaces químicos entre sus átomos es dificultada por la rugosidad microscópica y las capas de óxido, humedad, grasa, polvo y otros contaminantes existentes en toda superficie metálica.

Su aplicación alcanza desde pequeños componentes electrónicos hasta grandes estructuras y equipamientos. Actualmente se utiliza también en plásticos y vidrios.

Es muy utilizada en diversas áreas: construcción naval, civil, ferroviaria, industria aeronáutica, automovilística e industria metalúrgica.

Según investigaciones, hace aproximadamente dos mil años, la soldadura por forja fue descubierta.

En el siglo XIX, surgió la soldadura por arco eléctrico y en el siglo XX la soldadura TIG, MIG, MAG, entre otras. Actualmente existen cerca de 50 procesos industriales usados.

La industria automotriz impulsó el avance de la tecnología en el siglo XX. Este proceso de fabricación permitió la reducción de peso del chasis y la reducción en los costes de montaje del vehículo.

El proceso de soldadura es fundamental para realizar todo tipo de trabajos, desde la construcción de muebles hasta la fabricación de automóviles, aviones y barcos.

Cada día, estos procesos son perfeccionados y se descubren nuevas técnicas que permiten que el proceso de unir metales sea más rápido, eficiente y seguro.

Un soldador eléctrico o de estaño, también conocido como cautín, es una herramienta eléctrica usada para soldar.

Funciona convirtiendo la energía eléctrica en calor, que a su vez provoca la fusión del material utilizado en la soldadura, como por ejemplo el estaño.

Hay varios tipos de soldador eléctrico:
  • Soldador de resistencia: la punta de cobre se calienta con una resistencia eléctrica, lo que la mantiene a una temperatura constante. Puede tener forma de martillo, punta, varilla u otras formas, en función del uso a que esté destinado.
  • Soldador instantáneo: de la forma típica pistola, tiene la característica de que su punta se calienta muy rápidamente, al presionar el botón, y sólo hay que soltar para que se solidifique el estaño o lo que se esté usando.

Los soldadores de punta fina se utilizan principalmente para pequeños trabajos de soldadura en electricidad y electrónica, mientras que los de punta gruesa se utilizan en otros trabajos para cualquier soldadura en superficies más grandes.

Un comentario en «Las diferentes técnicas de soldadura y algunos soldadores»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *