Postura correcta, cómo lograrlo y mejorar la salud



Mantener una postura correcta en la vida diaria es extremadamente importante. Pues, ayuda a que la columna vertebral se mantenga sana y sin desviaciones. Sin embargo, no siempre es fácil mantener una postura correcta. Y este es nuestro tema de hoy.

postura correcta

Como todo el mundo sabe, los beneficios de una buena postura influyen directamente en la seguridad y el bienestar cotidianos. Sin embargo, muchos no se dan cuenta de que también favorecen significativamente el rendimiento y la productividad.

La postura refleja la forma en que lidiamos con la gravedad y otros factores físicos, pero también refleja el estado emocional e incluso la personalidad de una persona. Una buena postura transmite la impresión de seriedad, confianza y autoestima, por otro lado, una mala postura puede transmitir tristeza, baja autoestima e indignidad.

La vida moderna ha traído cambios importantes en la calidad de vida, lo que ha aportado mejoras y optimizaciones en diversas situaciones, ya sea en el trabajo, en el deporte o incluso en el hogar.

Sin embargo, con el foco en tener mucha producción y exigir mucha capacidad mental, el cuerpo como herramienta acabó sufriendo cambios o incluso dejó de ser una prioridad, lo que provocó problemas en la columna porque no prestamos atención a la manera que sustentamos nuestra columna.

¿Qué es una buena postura?

La buena postura se refiere al movimiento del cuerpo de manera armoniosa, ya sea de pie o en movimiento. Básicamente, es tu posición en todas las situaciones cotidianas, ya sea sentado o haciendo algo.

La postura ideal está relacionada con la capacidad de realizar actividades de manera eficiente sin gastar una gran cantidad de energía o esfuerzo. Sus impactos van más allá de mejorar la apariencia, ya que también están vinculados a la calidad de vida.

Ya que una buena postura afectará directamente a algunas funciones del cuerpo, ya sean articulaciones, músculos, respiración e incluso digestión.

También se utilizará en otras situaciones, como el deporte, por lo que ser consciente de cómo mover el cuerpo es fundamental, ya que la actividad será más eficiente y, en consecuencia, más saludable.

Mantener la columna recta, la cabeza erguida y los hombros rectos son algunos de los factores que te ayudarán a mantener una buena postura.

Las intensas horas frente al ordenador también traen consigo algunos factores adversos, como posicionamiento incorrecto al sentarse, dolor, micro lesiones, sedentarismo, cansancio, sobrepeso, estrés e incluso problemas para dormir.

Afortunadamente, una postura adecuada es capaz de minimizar o incluso resolver la mayoría de estos problemas, ya que crea las condiciones ideales para que las personas tengan más bienestar, cuidado y mejor desempeño en su vida diaria.

¿Cuáles son los principales beneficios de una buena postura?

Mucha gente piensa que una buena postura solo está relacionada con la estética, sin embargo, es fundamental para la salud de nuestro cuerpo. Una buena postura asegura que todo nuestro cuerpo funcione correctamente, ya que permite que nuestros músculos, huesos y articulaciones estén completamente alineados y que su funcionamiento pueda tener lugar sin ningún obstáculo.
A la larga, una mala postura puede desencadenar problemas como:

  • Problemas de dolores en la espalda
  • Dolores de cuello
  • Dolores de cabeza
  • Desgaste en las articulaciones
  • Cambios óseos
  • Desviaciones en la columna (hiperlordosis, hipercifosis y escoliosis)

Así que los beneficios de una buena postura están directamente relacionados con garantizar una mejor calidad de vida.

Es importante señalar que una buena postura nos ayuda a estar de pie, sentarnos y acostarnos en diferentes posiciones. También:

  • Mantiene nuestros huesos y articulaciones en la alineación correcta para que nuestros músculos se utilicen correctamente
  • Permite que nuestros músculos funcionen de manera más eficiente, lo que permite que nuestro cuerpo utilice menos energía. Esto ayuda a prevenir la fatiga muscular
  • Reduce la tensión en los ligamentos que mantienen unidas las articulaciones de la columna, lo que disminuye la probabilidad de lesiones
  • Ayuda a prevenir la distensión muscular, el dolor de espalda, las hernias de disco, el dolor muscular y los trastornos por uso excesivo.
Cómo mejorar tu postura

Para mejorar tu postura, debes ser consciente de tu propio cuerpo. Conocer la posición correcta te ayudará a corregirse conscientemente. Con la práctica, podrás perfeccionar la postura correcta para sentarte y pararte. Esto te ayudará a tener una mejor postura, prevenir el dolor de espalda y tener un cuerpo sano.

⇒Al caminar, mantenga la columna recta y mire al frente.

⇒Al agacharse para recoger un objeto, no dobles la columna. Bájate doblando las rodillas y manteniendo la espalda recta.

No lleves mochilas o bolsas de un solo lado. En el caso de las mochilas, es imprescindible utilizar ambas correas. En el caso de bolsas, distribuye los pesos entre ambas manos.

⇒Mientras te sientas, coloca las caderas en el asiento de la silla y apoya la espalda en el respaldo. Mantén siempre el torso recto y el cuello alineado.

Cuando uses el ordenador, asegúrate de que el monitor esta de frente y que la parte superior de la pantalla esté a la altura de los ojos.

Cuando uses tu teléfono móvil, evite inclinar la cabeza hacia abajo. Idealmente, lleva el dispositivo al nivel de los ojos.

⇒Una forma muy recomendada de dormir bien por la noche es recostarse de lado con una almohada que llene adecuadamente el espacio entre la cabeza y la punta del hombro. Una almohada entre las rodillas asegura que tu columna se mantenga recta durante la noche.

La importancia de la ergonomía para tu postura en el trabajo

El principal objetivo de la ergonomía es adaptar los elementos del entorno laboral al ser humano con el fin de generar el bienestar del trabajador y consecuentemente incrementar su productividad.

La ergonomía es el área que tiene como objetivo cuidar la salud y el bienestar en el entorno laboral. La postura en el trabajo es precisamente uno de los aspectos que engloba la ergonomía.

No hay nada mejor que sentirse seguro y tener una sensación de bienestar en el trabajo.

Desarrollada a partir de estudios científicos sobre la relación entre el hombre y su entorno de trabajo, la ergonomía tiene como objetivos básicos proporcionar comodidad al individuo y prevenir accidentes y la aparición de patologías específicas provocadas por el trabajo.

Entre las principales razones para empezar a invertir en postura en el trabajo, podemos mencionar la mejora de la productividad como uno de los beneficios más sintomáticos en la rutina diaria de trabajo.

Algunas medidas sencillas pueden garantizar la ergonomía en el trabajo de la forma más adecuada posible, con el fin de prevenir enfermedades en los trabajadores y mejorar su desempeño.

Proporcionar sillas ergonómicas con ajuste de altura y lumbar. De esta forma, será posible evitar problemas osteomusculares, especialmente los relacionados con una mala postura manteniéndose durante horas.

En el caso de funciones que requieran el uso del ordenador, proporciona teclados, ratones y alfombrillas ergonómicos para evitar lesiones por esfuerzo repetitivo.

En entornos donde hay mucho ruido, establecer el uso obligatorio de EPI para protección auditiva.

El uso de muebles y equipos que sigan estándares ergonómicos es necesario porque hacen que el trabajador se sienta más cómodo en su puesto de trabajo, por ello, estas adaptaciones son fundamentales y deben ser parte de la política de cualquier empresa que valore por la salud y la calidad de vida de sus empleados.

Tener una buena postura traerá muchos beneficios en la vida de todos

Además de mejorar la calidad de vida y optimizar el cuerpo, los problemas, el dolor y el cansancio tendrán una caída considerable, por lo que invertir y persistir en mantener la columna recta sumará mucho a tu vida.

Por tanto, no hay razón para no mejorar la calidad de vida a través de tu cuerpo, ya que además de optimizar tu cuerpo, estarás respetando su funcionamiento ideal, sin generar lesiones o problemas que afecten otras áreas de tu vida.

¿Alguna vez ha sentido los beneficios de una buena postura en tu vida?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *