Los Pastores Electrónicos guardan a los perros sin necesidad de cercar el terreno



Si queremos tener uno o varios perros en un terreno que no esté cercado, o dentro de este lugar cerrado queremos habilitar un espacio más reducido y que los animales no se salgan, además de vallas y jaulas hay otras soluciones.

pastor electrónico

pastor electrónico con centralita y collar

Cuando la idea es contener a un perro en una zona abierta, parece difícil garantizar que los animales no se vallan a salir de la zona marcada si no levantamos una valla o cercado, pero existe un remedio que posibilita contener los perros en un perímetro sin que exista una valla física que los contenga.

La solución nos la ofrece la electrónica con un dispositivo que lleva el nombre de valla invisible para perros que consigue delimitar una zona mediante un cable que se pone en el suelo haciendo las veces de frontera, o lo que es lo mismo y dicho e otras palabras, el kit de la valla invisible viene con todo lo necesario para funcionar y entre los elementos que vienen en la caja, incluye un hilo metálico protegido con un plástico que tendremos que extender a lo largo del perímetro que queramos marcar.

Para los que no conocen este sistema, las palabras pueden sonar a chino porque es casi inimaginable que un simple cable se extienda a modo de valla y con solo eso, el perro no se atreva a saltarlo.

El secreto está en un collar electrónico para perros que está diseñado para recibir unas señales que se transmiten al perro por contacto directo a través de unos bornes metálicos que incorpora el collar.

Los bornes deben quedar justo debajo del cuello y en contacto con este, sin que el collar le apriete demasiado, con la suficiente holgura para que el perro no se incomode, pero asegurando el contacto del collar con la piel de nuestra mascota.

Una vez colocado el collar al perro y conectado el cableado del suelo, la centralita electrónica se encargará de vigilar al perro que lleva el collar, de manera que si se acerca demasiado le avisará con un molesto pitido, y si se se acerca aún más, el collar del perro comenzará a vibrar de manera que si se aleja del cable dejará de vibrar.

Si el perro es muy terco y no se detiene con las vibraciones del collar, entonces el perro recibirá una pequeña descarga electrostática que aunque inofensiva es muy molesta para el animal.

La eficacia de este sistema de este sistema también conocido como pastor electrónico por su particular forma de guardar a los perros se basa en la capacidad que tiene el perro para memorizar y asociar las advertencias y llamadas de atención, así que pronto aprenden a no traspasar la frontera invisible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *