La importancia de dibujar y colorear para los niños



En el camino del crecimiento humano, adquirimos habilidades que son importantes para que tengamos la capacidad de enfrentar los desafíos personales que se presenten. Este proceso se da en la infancia, así que la importancia de dibujar y colorear es fundamental para los niños.

importancia de dibujar y colorear

Las actividades, como la pintura,  ayuda en el desarrollo de diferentes áreas del conocimiento.

Mucho más que formas aleatorias, coloración monocromática o garabatos casi ilegibles, el acto de colorear es sumamente importante, fomentando el desarrollo de habilidades diversas y esenciales.

Dibujar y colorear son formas de expresión personal por excelencia para los niños, que no siempre son capaces de expresarse correctamente a través del habla o la escritura.

Varios estudios han demostrado que es bastante fácil entender lo que siente alguien a través de las imágenes que dibuja o los colores que usa para colorear.

¡Así que es un excelente ejercicio para desarrollar personalidades y dejar fluir la creatividad!

A todos los niños les gusta dibujar. Con lápices de colores, pintura gouache, los más pequeños de todos los países, épocas y clases sociales dibujan sus casas, familias y plantas, y luego muestran el resultado, orgullosos, aunque sean unos pocos garabatos.

El dibujo es una característica importante del ser humano. Todo empezó en la época en que el hombre vivía en las cuevas y empezó a dibujar en las paredes los animales y actividades que formaban parte de su vida.

Beneficios de dibujar y colorear para los niños

Uno de los principales beneficios de un niño al que se anima a pintar es el desarrollo de la creatividad. A través de él, el niño es capaz de crear y exponer sus ideas y sentimientos de forma artística. 

Para los más pequeños, es importante que los padres y las instituciones educativas los motiven a pintar, para que pierdan el miedo a ser creativos.

Además de la ganancia mental, también se alimenta el desarrollo motor, ya que el niño hará movimientos ligeros, sutiles y repetitivos mientras colorea. Esto le da al niño un mayor conocimiento sobre su cuerpo y sus habilidades motoras.

Los niños suelen estar llenos de ideas, curiosidades y preguntas. A menudo, todas estas preocupaciones pueden resultar en agitación y problemas de comportamiento. Dibujar y colorear requiere calma y paciencia, por lo que el niño aprende a organizar sus pensamientos y a actuar según lo planeado de manera fluida.

Nuestros sentimientos no tienen que expresarse solo con palabras. A menudo, un gesto o una mirada son tan efectivos como algo escrito o hablado. 

Los dibujos y pinturas abstractas son también una forma de expresar sentimientos o aquello que no es bueno y perturba la mente. Esta práctica es tan importante para aprender más sobre el interior de los niños que muchos terapeutas utilizan métodos que involucran la pintura para ayudar a sus pacientes a lidiar con sus emociones.

La mayoría de los niños tienen su primera exposición a la rueda de colores y al concepto de arte, gracias a los juegos infantiles con lápices de colores, ceras y bolígrafos.

Aprender a distinguir los diferentes colores temprano, está a medio camino de comprender sus diversas y correctas aplicaciones, así como las posibles mezclas entre colores primarios y secundarios, más adelante.

Sobre todo, el simple acto de colorear puede ser terapéutico para muchos niños y es una actividad utilizada en muchos hospitales, centros de aprendizaje e instituciones para permitir la “descarga” de emociones, sentimientos y frustraciones.

El simple acto de colorear tiene la capacidad de mantener la atención de un niño, estimulando su máxima concentración, incluso frente a un ambiente ruidoso como un salón de clases o la cocina antes de la hora de la cena.

Cuáles son los materiales usados por los niños para dibujar y colorear

Cuando hay un interés especial del niño por el dibujo, es posible orientarlo sobre algunas técnicas, ofreciéndole diferentes materiales para que las pruebe.

El niño al que le gusta dibujar mucho se sentirá atraído por otros materiales cada vez, y así crecerá en este mundo tan mágico que es el dibujo. Conozca algunos materiales:

Crayones de cera: por su cómodo manejo, es el lápiz ideal para los primeros «garabatos» de los niños. Puedes encontrar crayones de diferentes formas. Con puntas finas o redondeadas, y de todos los colores.

Tiza: Las tizas son un material blando, ligero y que se rompe con facilidad. Por lo tanto, requiere algo de habilidad en los niños para su uso. Por lo general, a partir de los dos años es interesante ofrecer tiza y una pizarra al niño.

Pintura Hidrocor: Los marcadores son de diferentes colores y espesores. Son ideales para trazos y contornos, y se pueden utilizar en todo tipo de papel. Permite controlar la presión muscular, desarrollar la coordinación y ejercitar el sentido de responsabilidad. Es difícil de borrar y, por lo tanto, requiere más responsabilidad.

Pintura: usando el pincel a mano, es muy divertido usarlo para los niños. Les permiten crear nuevos efectos, descubrir la mezcla de colores, adquirir nuevos movimientos de coordinación, ejercer diferentes presiones sobre la línea, etc.

Al pintar con la mano, el niño estará creando una interacción física y directa con el material. Disfrutarás de sentidos como el tacto y el aroma. Y favorecerá tu sentido de exploración.

lápiz de color: Los lápices de colores son herramientas indispensables que tienen varios atributos que ofrecer. Algunas técnicas, bien aplicadas, son fundamentales para realizar pinturas aún más elaboradas y a los niños les encanta.

El papel: El papel es tan importante como los lápices. Su forma, tamaño y color determinarán los límites de los niños al dibujar. La textura determinará el tipo de lápiz que usará el niño.

Cómo estimular al niño a dibujar

Cuando se estimula al niño a dibujar, le ayudará a desarrollar su percepción, emoción e inteligencia. El niño tendrá más medios para expresarse y adquirirá más práctica y experiencias.

El potencial creativo de un niño es enorme, pero no siempre se reconoce a menos que se le ofrezca la oportunidad de ponerlo en práctica.

Una buena forma de animar a tu hijo a dibujar es crear un espacio, un rincón para colgar tus dibujos. Invítalo a crear un espacio para una exhibición de sus dibujos favoritos.

Así, cuando vengan amigos y familiares, pueden “visitar” la exposición. La ubicación puede ser en un tablero de corcho, en la puerta del armario del dormitorio, detrás de la puerta de entrada o en cualquier otro lugar.

La pintura infantil es muy importante para el desarrollo de los niños. Además de traer todos los beneficios de una actividad que trabaja con la coordinación motora, la agilidad, el ritmo y la percepción espacial, la pintura es una actividad social que transmite una sensación de bienestar psicológico y permite una mejor autoestima.

La infancia es una época de descubrimientos, aventuras y magia para los niños. 

Es en esta etapa, durante la educación infantil, donde tendrán sus primeros contactos con los lenguajes del arte, y corresponde al educador y a los padres valorar los conocimientos y la creatividad que muestran en sus producciones y comprender la importancia de explorar, investigar y crear cosas nuevas.

Así que es importante dejar que la imaginación de los niños sea reflejada en los dibujos y colores, en nuestra tienda tenemos una gama de materiales para que los niños puedan dibujar y colorear de manera segura con buenos materiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *