La incontinencia urinaria es un problema que afecta a muchas mujeres



La incontinencia urinaria es la pérdida de la capacidad de controlar la vejiga, causando fugas involuntarias de orina, un problema que afecta a millones de mujeres en todo el mundo. En este texto vamos a explicar las causas y los tipos de incontinencia urinaria.

incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es una situación extremadamente común, principalmente en mujeres mayores de 60 años.

Su mayor problema es la vergüenza, que en algunos casos puede ser tan grande que la paciente ni siquiera le relata a su médico.

A pesar de ocurrir típicamente en mujeres de edad avanzada, la incontinencia urinaria también puede acometer a mujeres jóvenes y hombres.

Las mujeres, sin embargo, tienen tres veces más probabilidades de sufrir incontinencia, principalmente debido al esfuerzo físico causado por la gestación y por una caída en los niveles de estrógeno después de la menopausia.

En virtud del miedo de algún «accidente» muchas personas evitan la práctica de deportes y actividades sociales. Incluso los actos corrientes como toser, estornudar o risa pueden acarrear en la pérdida de orina y poner el incontinente en una situación incómoda.

Tipos de Incontinencia Urinaria

Incontinencia por esfuerzo

Escape de orina, habitualmente en pequeños chorros, causado por el aumento de la presión abdominal, el cual ocurre cuando el individuo tos, ríe, hace fuerza, estornuda o levanta un objeto pesado.

Incontinencia de urgencia

Incapacidad de postergar la micción por más de unos minutos después de sentir la necesidad de orinar.

Incontinencia por desbordamiento

Acumulación de orina en la vejiga que se vuelve muy grande para que el esfínter urinario consiga retenerlo. La orina se escapa intermitentemente, a menudo sin sensación de la vejiga llena.

Combinación de más de un tipo de incontinencia.

La incontinencia urinaria puede ser tratada a través del uso de medicamentos

Fisioterapia, cirugía o una combinación entre esas modalidades.

El tratamiento ideal depende del análisis minucioso del problema de forma individualizada y varía de acuerdo con la naturaleza específica del problema.

Si los tratamientos médicos o quirúrgicos no resuelven completamente, hay alternativas para asegurar el bienestar y la comodidad para el incontinente.

Entre estas alternativas están:
  • Ropa interior especial para incontinencia urinaria;
  • Compresas y pañales desechables;
  • Inserción de sondas para drenar la orina de la vejiga;
  • Uso de equipos externos para recoger la orina.

Independiente de la causa, el mecanismo inicial de incontinencia es siempre el mismo.

Hiperactividad de la vejiga, hipoactividad de la vejiga, obstrucción al paso de la orina o un esfínter urinario incompetente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *