Comprueba la importancia de usar mochilas de hidratación



Evitar que el deportista comprometa su entrenamiento y perjudique su rendimiento por falta de agua es la función principal de las mochilas de hidratación. La importancia de usar mochilas de hidratación es fundamental para tener una buena hidratación.

mochilas de hidratación

Fabricadas inicialmente para ayudar a hidratar a los ciclistas, las mochilas de hidratación están presentes hoy en día en muchas actividades al aire libre. Descubre, los tipos de mochilas, cómo surgieron, cuáles son sus características y cómo elegir la más adecuada para ti. ¡Hidratarse será más fácil!

La primera mochila de hidratación fue creada a finales de los 80 por Roger Fawcett.

Se le ocurrió esta idea cuando, cuando era niño, vivía en una región semiárida en el oeste de Texas y solía andar en bicicleta bajo un sol muy fuerte. Como solo llevaba una cantimplora con poca agua, a menudo hacía calor.

Estas mochilas están fabricadas en tejido especial (impermeable y térmico, mantiene la temperatura de líquidos fríos o calientes) y su depósito es de poliuretano (plástico ultra resistente).

Hacer deporte es fundamental para la salud física y mental. Sin embargo, realizar actividades requiere cuidar el rendimiento corporal, lo que incluye una buena alimentación en el día a día, una buena preparación física y refuerza la importancia de la hidratación.

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, con una eliminación diaria de unos dos litros de este total en la activación de las funciones básicas del organismo. La deshidratación puede ocurrir cuando no se repone la cantidad necesaria para mantener este equilibrio hídrico adecuado.

¿Por qué llevar una mochila de hidratación?

A diferencia de las mochilas normales, la mochila de hidratación fue desarrollada específicamente para deportes. Ergonómicos, generalmente son más pequeños, mucho más ligeros y se adaptan al cuerpo para no interferir en el movimiento.

Como su nombre indica, también ayudan con la hidratación, ya que vienen con un depósito que se encuentra en el interior.

Además, algunas de ellas pueden contener compartimentos estratégicamente ubicados para guardar artículos de primera necesidad que deben estar siempre a mano, como suplementos, barritas de cereales, móviles y otros, evitando así paradas innecesarias.

Las actividades que requieran desgaste físico deben estar respaldadas por mochilas de hidratación o cantimploras. En el caso de las mochilas con reservorio de hidratación, la herramienta permite la portabilidad del agua con más comodidad y rápido acceso, de manera que incluso te “olvidas” de que llevas 2 o 3 litros de agua a tus espaldas.

Al elegir la mejor mochila de hidratación para correr, caminar, jugar airsoft o andar en bicicleta, considera primero tu comodidad. La mochila ideal debe ajustarse cómodamente a tu cuerpo y no interferir con tu práctica.

Cómo elegir la mejor mochila de hidratación

Es importante saber en qué condiciones utilizarás tu mochila de hidratación. Para uso en distancias cortas, hasta 20 km, bastan mochilas de hasta 2 L para hacer el trabajo, ya que normalmente no es necesario llevar muchos objetos contigo.

Para senderos y recorridos más largos, es preferible utilizar mochilas con mayor capacidad, ya que no hay posibilidad de repostar. Para ello, existen modelos desde 3 hasta 20 L.

Tener siempre agua fresca disponible es fundamental para afrontar días calurosos o entrenamientos más prolongados. Así que intenta elegir una mochila de hidratación térmica. Mantienen el agua protegida de las altas temperaturas del sol y también del calentamiento provocado por el contacto de la mochila con el cuerpo.

Las mejores mochilas de hidratación son aquellas que se ajustan bien al cuerpo del deportista. Las correas pectorales y abdominales cumplen esta función, aportando mayor comodidad y estabilidad y evitando que la mochila se mueva cuando está en movimiento.

Hay varios modelos para diferentes propósitos, dando como resultado pesos muy diferentes. Las más ligeras pesan alrededor de 150 g. Es bueno recordar que además del peso de la mochila, también tendrás que sumar el peso del depósito de hidratación lleno de agua.

Si estás acostumbrado a correr o andar en bicicleta de noche, debes pensar en tu seguridad, especialmente cuando compartes carril con vehículos. Algunas mochilas de hidratación tienen tiras reflectantes en lugares estratégicos. Reflejan los faros y alertan a los conductores sobre tu ubicación.

Consulta ahora nuestro ranking con las mejores mochilas de hidratación disponibles en nuestra tienda

Después de saber todo lo que se debe tener en cuenta a la hora de comprar una mochila de hidratación, ahora puedes elegir la opción que se adapte perfectamente a la actividad que quieras practicar.

Mochila pequeña con sistema de Hidratación de 3 litros con antimicrobiano Vega Holster.

Mochila pequeña con asas y anillos para la colocación de bolsas. Sistema de hidratación de 3 litros. Con protección antimicrobiana microban. Cubierta exterior en tubo de Neopreno

Mochila de 3 días en nylon Vega Holster.

Mochila de tres días en nylon. Tirantes acolchados. Compartimento principal con cierre de cremallera y espacio de sistema de hidratación en el interior. Doble ajustable en los lados.

Cómodo panel trasero en Mesh. Correa de cintura con partes acolchadas y sistema de fijación molle.

Mochila hidratante de 1 litro de color rojo y gris Aventuralia.

Con depósito con capacidad para 1 Lt. con goma y dosificador.

¿Cómo desinfectar la boquilla de la mochila de hidratación y evitar que el agua se filtre en la mochila?

La boquilla de la mochila de hidratación es una zona muy sensible y, debido a que tiene un sistema que evita que el agua se escape, suele acumular polvo y suciedad con mayor facilidad.

El uso de cepillos de cerdas suaves ayuda mucho, con un poco de lejía y lavar bien con agua corriente.

Para que el agua no se filtre en la mochila de hidratación, presta atención a la válvula de cierre.

Debe estar completamente sellado, con las roscas perfectamente encajadas. Si esta válvula no se cierra correctamente, es posible que el líquido se filtre y se drene en la mochila, desperdiciando agua importante que se usaría para hidratar al deportista.

La mochila de hidratación es un artículo de gran ayuda para los practicantes de deportes que requieren distancias medias y largas para recorrer, ya que permite al deportista hidratarse y llevar consigo los objetos necesarios durante el recorrido. Debe ser cómodo, ligero y tener bolsillos estratégicos.

Recuerda que la cantidad ideal de agua para beber puede variar mucho de una persona a otra, dependiendo del clima y de la actividad practicada durante el día. Teniendo en cuenta el promedio general, recomendamos alrededor de dos litros y medio durante el día, lo suficiente para mantener el cuerpo bien hidratado.

La ingesta debe seguir un ritmo de pequeñas porciones a lo largo del día. En el caso de los deportes, intentar ingerir unos 500 ml por cada 1 hora de ejercicios practicados (antes, durante e incluso después) y así reponer todo el líquido perdido.

Si tu deporte requiere un largo período al aire libre, como el trekking, por ejemplo, trae suficiente agua para tu ruta o planifica una ruta de reemplazo evitando así el riesgo de no tener agua para toda la aventura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *