Cambio de estación: Cómo guardar las ropas de la estación pasada



Muy pronto viene una nueva estación por ahí. Es hora de guardar las ropas de verano y reorganizar el armario. En esas horas siempre aparecen dudas sobre cómo almacenar y cuidar de esas piezas para que se conserven hasta la próxima temporada de calor.

guardar las ropas

Manteniendo el armario organizado no hay necesidad de arreglar la ropa todos los meses, pero sólo en cambios de estaciones, para permitir una mejor visualización y uso de las piezas.

La primera cosa a saber es que estas piezas se deben guardar limpias. Con el tiempo las manchas se vuelven más difíciles de quitar y pueden extenderse por otras piezas.

Además, la limpieza evita la proliferación de bacterias. La ropa debe guardarse sin planchar, esto evita el amarillento. Mejor doblar las piezas.

Un engaño común es almacenar ropa en bolsas de plástico. ¡No hagas eso! La bolsa de plástico conserva la humedad, no deja el tejido respirar y esto favorece la aparición de moho.

Guardar las ropas de una manera práctica y fácil

Las bolsas para guardar ropas son perfectas, guarda y organiza la ropa con facilidad.

Para guardar, elige un lugar fresco y ventilado. Nada de almacenar las piezas en lugares con temperaturas altas, ya que resultará en daños a las fibras.

También evita guardar la ropa en un lugar que reciba directamente la luz del sol, esto puede deshacer las piezas.

Las bolsas al vacío son una opción ideal, como la bolsa al vacío para ropa InnovaGoods Home Organize.

Esta bolsa organizadora es una forma sencilla e higiénica de almacenar ropa en armarios, cajones y trasteros protegiéndola del agua, la suciedad, los olores, etc. 

Simplemente hay que colocar dentro las prendas, acercar una aspiradora a la boquilla, vaciar el aire por completo y poner el tapón, quedando así herméticamente cerrada.

Y recuerda en el invierno, todo lo que estaba almacenado durante el verano debe estar limpio y seco: edredones, sábanas, piezas de lana, botas, calcetines y zapatos.

Cada elemento posee una forma correcta de limpieza y almacenamiento, que conserva y mantiene la durabilidad de la pieza.

Quitar esas ropas del armario y del fondo del cajón puede traer algunas sorpresas desagradables. De lo contrario la ropa  guardada se estropea más que las que usamos en el día a día.

Pequeños cuidados, como los que mostramos, hacen la diferencia.

Además de prolongar la vida útil de las piezas, garantizan incluso más salud, ya que evita que hongos y otros microorganismos hagan de tus ropas preferidas el hábitat de ellas.

Guarda, traslada y organiza la ropa con facilidad y comodidad gracias a la bolsa para guardar ropa Oh My Home. ¡Son estupendas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *